Un paseo sensorial con raquetas de nieve por los valles del Pirineo Aragonés

Un paseo sensorial con raquetas de nieve por los valles del Pirineo Aragonés

El invierno es una estación de silencio, gran quietud en la montaña y también de grandes oportunidades para el que sepa apreciarlo. Con la llegada del frio los arroyos se adormecen y los pájaros apenas de escuchan. La nieve amortigua los sonidos y suaviza los paisajes, dotándolos de formas redondeadas y amables. En esa calma que acompaña la llegada del manto níveo, se enmarca una de las actividades que más huella va a dejar con seguridad en nuestra memoria.

Las raquetas de nieve son esa llave mágica que nos abrirá la puerta de un mundo oculto y en calma, donde sin este genial pasaporte sería muy difícil y penoso caminar. La naturaleza se muestra en los meses de invierno sin artificios, no hay flores, no hay hojas en los árboles y las aves callan su canto ahorrando energías. Pyrene aparece casi desnuda, en la intimidad, como si con nuestras raquetas de nieve nos hubiésemos colado en un santuario al que no estamos invitados…

Se hace patente no obstante, la presencia de la fauna pirenaica con las múltiples huellas, rastros y señales que aparecen en el recorrido sobre la nieve y que de normal, durante un trayecto veraniego, seguramente pasarían desapercibidas al ojo no entrenado en escrutar con detalle la naturaleza.

Paseo con raquetas Pirineos de Huesca. Turismo verde.
Paseo con raquetas

Caminar sobre la nieve virgen imprimiendo en ella nuestra huella es una sensación placentera, casi irreal, a la que no estamos acostumbrados, ya que la mayoría de las veces transitamos por caminos y veredas muy marcadas y que nos empujan a continuar en la dirección que marca el sendero, pero sobre la manta blanca recién tendida, carente de todo rastro o señal, el cuerpo sueña con los espíritus libres y nómadas de nuestros ancestros y nos transporta a los salvajes ambientes de Alaska y de las montañas rocosas sin salir de los Pirineos.

El origen de las raquetas de nieve

Las primeras raquetas de nieve fueron usadas por los cazadores del neolítico para poder desplazarse y seguir el rastro de los animales con facilidad sobre la nieve. Inicialmente estaban confeccionadas con maderas flexibles como las del sauce o el abedul para tener un armazón y conseguían la superficie de sustentación con un trenzado de tendones u otras ramas más flexibles. Es un invento que se cree que puede tener unos 10.000 años de antigüedad.

Nuestras raquetas actuales se fijan con facilidad a todo tipo de botas, y nos permiten desplazarnos de una manera muy natural. No requieren del sufrido aprendizaje de una técnica de marcha específica como el esquí si no que el gesto es muy intuitivo, solo colocar y caminar… Además nos proporcionarán la seguridad ante un posible resbalón gracias a unos pequeños crampones colocados en base, en la zona de contacto con la nieve para evitar una caída descontrolada en las zonas donde la nieve pueda estar un poco más dura o congelada.

Si es tu primera vez, mejor con un guía cualificado

No obstante la elección del itinerario correcto es fundamental para poder disfrutar de una buena jornada. La montaña invernal no esta exenta de riesgos: hipotermia, avalanchas, menor cantidad de horas de luz… La ayuda de un guía de montaña nos permitirá gestionar esos riesgos adecuadamente si no contamos con la suficiente experiencia en el medio.

El guía seleccionará para nosotros un itinerario seguro, informándose previamente del riesgo de avalanchas, sabiendo en qué puntos deberemos empezar a calzar raquetas obligatoriamente o en años donde la nieve escasea, dónde están esas neveras del Pirineo que guardan nieve casi todo el invierno. Nos proporcionarán el material necesario, (bastones, raquetas de nieve, polainas) y nos aconsejarán sobre la ropa y equipamiento para que la excursión sea un éxito, adaptado el itinerario a las características y motivaciones del grupo.

Muchas empresas ofrecen además el transporte en 4×4 incluido a sus clientes, por lo que desaparece la tensión de conducir por la nieve si la carretera no se encuentra en buen estado, o encontrar un lugar donde estacionar nuestro vehículo si no estamos acostumbrados a ello. Esto último no es un riesgo menor, ya que si nos quedamos empanzados en la nieve y no vamos provistos de pala y material de recate de vehículo, podemos ir olvidando nuestro paseo y centrarnos en desatascar el coche con la consiguiente cortada de rollo que eso supone.

Cuánto dura la excursión y dónde realizarla

Normalmente estos paseos suelen plantearse como rutas de media jornada y con preferencia por los terrenos de tipo nórdico ( amplios valles de fondos planos ) ya que este es el relieve ideal para las raquetas, frente a los terrenos alpinos más escarpados y donde las fuertes pendientes dificultan la progresión y aumentan ciertos riesgos como las avalanchas o los resbalones.

Paseo con raquetas Pirineos de Huesca. Turismo verde Huesca.
La belleza de las montañas. Huesca.

Los grandes valles pirenaicos como Ordesa, Pineta, la cabecera del valle de Benasque en Llanos del Hospital, la frontera del Portalet, el ibón de Piedrafita en el valle de Tena, el Somport y los bosques de la muga con Francia son algunos de los destinos clásicos de las excursiones raquetistas pero el abanico de posibilidades es infinito, más aún si contamos con el concurso de un guía de montaña local, que nos permitirá, si nos apetece, no ver a ni una sola persona durante la jornada.

Es por ello que se plantea como una actividad segura a nivel del riesgo de transmisión de la COV-19, ya que la desarrollaremos siempre en grupos reducidos, al aire libre y manteniendo las distancias de seguridad. Ahora que los remontes mecánicos de las estaciones de esquí están parados, dales una oportunidad a las raquetas de nieve. Texto: Alberto Marín.

Si estás planificando una ruta con raquetas de nieve, Senderos de Ordesa será tu mejor aliado para sacarle todo el partido a la excursión. Además, encuentra el alojamiento rural que mejor se adapte a tus necesidades visitándonos en la web de reservas de Turismo Verde.

Patrocinador Turismo Verde Huesca

Share This Post

Post Comment

Captcha *Cargando Captcha...