Verano verde, seguro y tranquilo.

Verano verde, seguro y tranquilo.

Los gatos saben vivir bien. Eligen los mejores sitios para hacer su vida. Buscan las sombras para descansar, y se rinden al placer de los placeres. Abandonarse. Dormitar sin que nada ni nadie interrumpa su duermevela permanente.

Los humanos deberíamos tomar buena nota de los gatos. Observarlos y copiar algo de su conducta, educada, tranquila , observadora. También algo infiel con las rutinas. Aventureros y seguros.

Si queremos un verano tranquilo y seguro debemos buscar algo parecido a lo que un gato listo elige para su siesta. En el caso de la foto que nos acompaña, podemos observar que se trata de un modesto banco a la sombra, en la terraza de una casa rural, rodeado de macetas, y a resguardo de ruidos y bullicios.

Este gato sabe vivir.

Los viajeros exigentes hace tiempo que han descubierto que la mejor estrategia es copiar la vida del gato. Siempre, primero, observar atentamente.

Estudian el territorio, visualizan el alojamiento y las actividades que pueden hacer a su alrededor, hacen planes para pasar sus días, y al final, cuando ya lo tienen todo, a veces, muchas veces, cuando llegan a su destino, simplemente no hacen nada y se dedican a dormitar en la mejor sombra de un jardín cualquiera.

Descansar y desconectar. Puro placer.

Para alcanzar este nivel hay que saber vivir.

Los propietarios de alojamientos rurales son conscientes de la importancia del bienestar de sus clientes. Quieren que se sientan tan cómodos y felices como un gato que duerme plácidamente en un banco a la sombra de un macetero.

Este verano del 2020 no es diferente a otros veranos. O sí. En todo caso el viajero quiere lo mismo de siempre. Vacaciones rodeados de verde, sentirse seguros y dormitar tranquilamente. Como el gato de la foto.

Share This Post

Post Comment