Sierra de Guara: 25 años como Parque Natural

Sierra de Guara
Escursionistas observando la entrada a la Sierra de Guara

Su nombre completo es Parque Natural de la Sierra y los cañones de Guara, pero cuando queremos visitarlo, simplemente decimos: ¡Vamos a Sierra de Guara!

Estas tierras las “descubrieron” los franceses. Nosotros vamos a reconocer especialmente al fotógrafo francés Lucien Briet, cuyo excursionismo fotográfico cautivó el alma de nuestros vecinos europeos.Pero antes, mucho antes, allá por el paleolítico superior (osea hace unos…¿30.000 años?) los primeros pobladores de estas tierras también nos dejaron su legado “gráfico” en cuevas y abrigos. Pinturas rupestres que hoy aportan a Sierra de Guara uno de sus grandes atractivos  y un  lugar de referencia para estudiosos en general. Están catalogadas patrimonio de la Humanidad, junto con todo el arte levantino.

Antes y ahora la imagen de Sierra de Guara es de naturaleza agreste. Quizá por eso y porque necesitaba una especial protección fue declarada Parque natural un 27 de diciembre de 1990. Guara cumple 25 años.

Conviene aportar unos datos para valorar la importancia de haber declarado este territorio zona protegida.
Hace un siglo aproximadamente en las 81.000 hectáreas ahora protegidas había 84 pueblos habitados y 16.338 habitantes.
En el parque de Guara  hoy quedan 29 núcleos habitados y  un millar de personas.

Aunque estadísticamente podemos hablar de zona desértica, en Guara hay mucha vida y lo que es más importante, hay perspectivas de futuro.

Hoy Sierra de Guara nos regala una imagen de naturaleza viva y habitada. Cuando la visitamos, enseguida sabemos que es algo más que un Parque natural. Algo más que la zona protegida más extensa de Aragón.

Sierra de Guara es un paraíso habitado, abierto, protegido y compartido. 

Un paraíso universal a la medida de diferentes amantes. Naturaleza agreste que se regala a quien sabe acercarse para conocerla, pero que necesita de una especial protección. Estos últimos 25 años desde que fue declarado parque natural es una muestra clara de que normativas adecuadas permiten la protección y su habitabilidad rentable.

Guara destaca entre otros aspectos por ser el destino preferido por los amantes del  turismo de aventura.

Barranquistas y escaladores tienen aquí el escenario de sus sueños.

Guara también es un destino para el reposo. Senderismo tranquilo, familiar y relajado. Gastronomía para recordar, y restaurantes que se han hecho un hueco en la memoria de los viajeros. ¡Cómo se come en Alquezar! ¡Qué rico el anís de Colungo! ¿Has probado el queso de Sevíl?.
¿Y los vinos del Somontano? ¡Hay que visitar las bodegas!

El viajero sabrá apreciar  la riqueza y variedad de la producción agroalimentaria local. Aceite, miel, quesos, vinos, etc.

Otro aspecto a destacar: La accesibilidad. Los habitantes del Parque presumen con satisfacción de que Guara es para todos. Una apuesta decidida que les ha reportado numerosos premios y distinciones. Entre ellos el Premio a la Accesibilidad universal 2011.

Abarca los municipios de Abiego, Adahuesca, Aínsa-Sobrarbe, Alquézar, Arguis, Bárcabo, Bierge, Boltaña, Caldearenas, Casbas de Huesca, Colungo, Huesca, Loporzano, Nueno y Sabiñánigo comprendidos en las comarcas de Alto Gállego, Hoya de Huesca, Sobrarbe y Somontano de Barbastro.

Sugerencias para visitar  la Sierra de Guara: red de alojamientos y servicios  Turismo verde Huesca.

Sierra de Guara
Barranquismo en la Sierra de Guara

Sierra de Guara
Colegiata de Alquezar
Sierra de Guara

Sierra de Guara
Abrigos en la Sierra de Guara

Patrocina-03

 

Share This Post

Post Comment